Subes a la duna y te tiras en la laguna

Lo poco que hemos visto del Parque Nacional Lençois Maranhenses nos ha dejado embobados. Literalmente con la boca abierta, sin poder asimilar tanta belleza abrasadora, casi estéril, pero donde surge de pronto el agua, la vida en forma de diminutos renacuajos. Ésta es la grandeza de los desiertos, que nunca lo son del todo.

Disfrutando del paisaje

Disfrutando del paisaje

Pido disculpas desde ya por la rima fácil del título, pero es que fue básicamente lo que hicimos en este precioso parque natural del nordeste brasileño.

El sol comenzaba a calentar a primera hora de la mañana, la arena blanquísima y ardiente se deslizaba bajo nuestros pies. Caminas rápido por necesidad y llegas a la cima. Luego te dejas caer, hundiendo los pies en la verticalidad de la duna, con la promesa de una refrescante laguna azul allá abajo, cristalina, perfecta.

Lagunas en Llençois Maranhenses

Lagunas en Llençois Maranhenses

Dunas en el horizonte

Dunas en el horizonte

La ausencia de sombras en el horizonte hace que quieras disfrutar rápido, empaparte del agua de lluvia de las lagunas, dejarte caer por las dunas, llenarte los ojos de cielo azul y nubes esponjosas. Lo quieres todo antes de que el desierto te abrase. Ésa es la parte oscura de estos paraísos amables al principio, ya sea selva o desierto, pero que se vuelven más salvajes según se pasa más tiempo en ellos.

Éste pequeño Sahara brasileño tiene unas 180 hectáreas de arenas blancas, aunque el paisaje de dunas continúa a lo largo de todo el litoral nordestino hacia el sur, cambiando el color a tonos más amarillentos, donde la vida va siendo cada vez menos subterránea, en forma de verde vegetación que atrapa a las dunas, impidiéndoles avanzar en sus erráticos paseos.

Manchas de vegetación en el desierto

Manchas de vegetación en el desierto

Datos útiles

El Parque Natural de Lençois Maranhenses está situado a unos 300 kilómetros al sur de Sao Luis. El punto de entrada más cercano es la ciudad de Barreirinhas.

Se puede visitar el parque en una excursión de un día muy largo desde Sao Luis. Salida a las 5 de la mañana y regreso a las 9 de la noche.

Para disfrutarlo con más tiempo, es recomendable quedarse a dormir en Barreirinhas y adentrarse en el desierto para incluso hacer noche en el interior del Parque Natural.

Compártelo:
  • del.icio.us
  • Facebook
  • email
  • LinkedIn
  • Meneame


Autor

Aún no estoy segura de si yo llevaré a la mochila o la mochila me llevará a mi.

Deja un comentario

Puedes usar XHTML tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <blockquote cite=""> <code> <em> <strong>