Soweto, cuna de Premios Nobel de la Paz

Soweto es conocido mundialmente por ser el lugar donde se gestaron los movimientos contra el Apartheid desde principios de los años 70. South Western Townships, conocido como Soweto por sus habitantes y ahora por todos, fue el lugar donde los dirigentes blancos decidieron alojar a toda la población negra que trabajaba para ellos después de destruir los asentamientos que comenzaron a aparecer cerca de la ciudad de los empleados en las minas de oro que explotaban los británicos.

Entrada de Soweto

Entrada de Soweto

En estos townships nacieron y vivieron Nelson Mandela y el arzobispo Desmond Tutu, ambos premios Nobel de la Paz, y en Soweto conservan sus casas Mandela, su primera mujer, Winnie Mandela y un nutrido grupo de los que ahora llaman ‘millonarios de Soweto’. Han levantado sus bonitas mansiones a apenas unas calles de las chabolas más miserables. Pero aunque esto puede parecer muy raro desde nuestro punto de vista occidental, no lo es en Suráfrica. Para los pobres, es un honor que quienes han conseguido enriquecerse, sigan viviendo en su township y además ayuden a la comunidad en algunos de los proyectos sociales que se llevan a cabo en Soweto, e incluso que construyan gigantescos centros comerciales de los que sentirse orgullosos.

Lo que yo esperaba como un pequeño pueblo con una turbulenta historia y conciencia social es en realidad una mega urbe de 4 millones de habitantes, aunque sólo dos están censados oficialmente. Desde Orlando West, donde se encuentran las, como las llaman ellos, ‘beautiful houses’, en oposición a las ‘ugly’ chabolas, hay en Soweto todo el abanico de clases sociales.

Soweto

Soweto

El museo de Hector Pieterson
Este museo, dedicado al primer estudiante que murió en las protestas de 1976, es un conmovedor repaso a través de grandes fotografías en blanco y negro y material gráfico de la lucha contra el Apartheid.

El museo, antes al abrigo de unas pequeñas casas de uralita, ahora en un bonito edificio, nos lleva a través de una sencilla distribución a conocer un poco mejor la separación de razas durante la dominación blanca y la posterior revuelta que costaría la vida a muchos habitantes de Soweto, pero que finalmente desembocaría en una Suráfrica con derechos y deberes por igual para todos sus ciudadanos.

Regina Mundi Church

En esta iglesia católica, también conocida como ‘El parlamento’ por los vecinos, se reunían los movimientos sociales contra el régimen del Apartheid. De entonces quedan aún las señales de las balas disparadas por la policía y que se incrustaron en su techo y paredes, durante las cargas que se produjeron contra los allí reunidos.

Mural de razas y personalidades de Surafrica

Mural de razas y personalidades de Surafrica

En estas paredes se gestaron muchos movimientos y estrategias para presionar al gobierno y a la comunidad internacional. En este altar, además de misa, también se comunicó una idea para un nuevo país, a través de los discursos de Nelson Mandela.

Curiosidades en Soweto:

- Hay dos tipos de coches curiosos en Soweto, los ‘ferraris’, como llaman a los carros tirados por caballos con los que transportan todo tipo de cargas; y los BMW, cariñosamente llamados ‘Black man wish’ o ‘Break my window’. No hay que decir que es el coche que todos quieres y uno de los que más se roba.

Los 'ferraris' de Soweto

Los 'ferraris' de Soweto

- El orgullo y su voluntad de superación les ha llevado a crear toda una economía sumergida de pequeños negocios a la puerta de sus casas: peluquerías, lavado de coches, garaje… que les sirve para salir de la miseria y autoemplearse ofreciendo servicios a la comunidad.

'Car wash' en Soweto

'Car wash' en Soweto

Pero ojo, a Soweto no es conveniente ir por libre y aún menos a pie si no se va acompañado de un local. La extrema pobreza y marginación es una realidad y un problema. Para visitarlo, se puede optar por acordar un precio con un taxista o recurrir a los tours organizados.

Los precios son bastante elevados, aunque cuando hablamos de tours nos referimos más bien a visitas guiadas en grupos reducidos. En nuestro caso, sólo íbamos nosotros dos con el guía, que también hacía las funciones de conductor y nos llevó a través de Soweto en su propio coche.

Por un circuito de medio día, unas 4 horas, pagamos 420R cada uno (Unos 40 euros), que tambien incluia una visita al centro de Johannesburgo. Sí, este día nos salimos de presupuesto, pero como tampoco hay mucho más que hacer en Johannesburgo, en seguida se compensa, y además, merece la pena.

Compártelo:
  • del.icio.us
  • Facebook
  • email
  • LinkedIn
  • Meneame


Autor

Aún no estoy segura de si yo llevaré a la mochila o la mochila me llevará a mi.

5 Comentarios en “ Soweto, cuna de Premios Nobel de la Paz ”

  1. Yo le voy a comprar a Jose un ferrari!!! que me han molado…

  2. Que blog mas cultural e instructivo :)

  3. Hola chicos! Vuelvo a estar por Bcn. ¿Que tal estáis?
    Sisi muy cultural, pero lo que queremos es ver la realidad de vuestro viaje! ¿Molan o no molan los pingüinos? ¿Que cara pusieron en el albergue ese cuando Julio se quitó por primera vez un zapato? ¿Como andan tus oídos Silvia? ¿Alguna anécdota de viaje, maletas, idioma etc? ¿Habéis conocido a alguién interesante? Añadir un apartado de entresijos jijiji Muchos besos!!

  4. Silvi! Chiquilla, esto ya se puede llamar blog-enciclopedia! Cuanta información madre mía :)

    Me han encantado los ferraris, pero los apodos cariños de los BMW no tienen desperdicio!

    Un besazo!

  5. Que tal por ahi Canyi? Jajaja, no todos los posts seran tan enciclopedicos, lo prometo, pero es que a veces me pongo a escribir y no tengo fin. Ya te queda poquisimo para el gran dia! :)

Deja un comentario

Puedes usar XHTML tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <blockquote cite=""> <code> <em> <strong>