Ruta de ballenas

Después de “cazar” con nuestra cámara unos cuantos pingüinos marchamos con el objetivo de fotografiar unas cuantas ballenas. Y cerca de False Bay hay un enclave costero llamado Hermanus que se considera uno de los mejores lugares para avistar ballenas desde tierra.

Ballenas en Hermanus

Ballenas en Hermanus

Al llegar, descubrimos una pequeña localidad repleta de alojamientos para el turismo que seguramente se llenan en verano y una ruta entre los acantilados desde donde efectivamente se veían ballenas a menudo y con facilidad, pero otra cosa muy distinta es fotografiarlas sin una buena cámara y un mejor objetivo.

Nos alojamos en el hostal ‘Backpacker Hermanus, donde se puede elegir entre una buena variedad de actividades, para pasar unos días entretenidos. Aunque nuestro presupuesto nos obligaba a aguzar la vista desde tierra y encontrar a las ballenas solitos, si se visita durante un viaje vacacional al uso, la oferta está servida: avistamiento de ballena en barco, inmersiones en jaula para ver al gran tiburón blanco, paseos en canoa, a caballo, rutas por los montes cercanos.

Colas de ballena entre dos oceanos

Colas de ballena entre dos oceanos

Fue una tarea bastante fácil pues Hermanus dispone de una pequeña bahía desde donde se pueden ver ballenas muy cerca de la costa entre junio y noviembre. Seguramente, los enormes cetáceos agradezcan esas aguas tranquilas (si se comparan con el Atlántico abierto) donde pueden retozar, jugar y descansar. Además de ver los imponentes geiser de agua cuando salían a respirar, sin duda el momento más espectacular es cuando saltan y sacan su enorme y orondo cuerpo fuera del agua, como si fueran nadadoras de natación sincronizada.

Monumental cabreo oceanico en Hermanus

Monumental cabreo oceanico en Hermanus

Aunque habíamos llegado a Hermanus acompañados por el sol, nos abandonó en el segundo día y comenzó a llover. No es de extrañar, porque los paisajes de los acantilados nos recordaban más a Irlanda, que a tierras africanas. Pero una simple lluvia no nos iba a ‘aguar’ el día, así que disfrutamos igualmente de un largo paseo por su playa de 15 kilómetros y el rocoso litoral, viendo como rompían las olas con una fuerza propia de un cabreo monumental de Tritón.

Camino de la playa (Hermanus)

Camino de la playa (Hermanus)

Finalmente, como viene siendo costumbre en el viaje, y los buenos hábitos no hay que perderlos, llueva o haga sol, nos relajamos tomando una cerveza en el bar de una playa tan larga que se perdía en la bruma del horizonte.

Compártelo:
  • del.icio.us
  • Facebook
  • email
  • LinkedIn
  • Meneame


Autor

Si notas que tu vida pasa volando y la consideras una aburrida monotonía, pisa el freno. ¡Arriésgate! Cambia algo y verás como se anima el cotarro.

4 Comentarios en “ Ruta de ballenas ”

  1. e e raparos como yo q pa las pulguis va bien jejeje

  2. oye tambien podeis pedirles a las ballenas q os enseñen hablar baaalleeenaaa jijijiji q flipe de viajes haceis!!!

  3. Buenas Julio,

    Veo que todo va bien, espero que disfrutes de tanta experiencia nueva.

    Un saludo y cuidate.

  4. Gracias!
    Si, por ahora va todo de lujo, viviendo aventuras y descubriendo nuevas culturas…
    Un abrazo!

Deja un comentario

Puedes usar XHTML tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <blockquote cite=""> <code> <em> <strong>