Una de cómics argentinos

Hace años cuando se hablaba de comics nadie se lo tomaba en serio, eran cosas de niños, coloridos superhéroes en tebeos para usar y tirar. Los tiempos han cambiado y por suerte el comic ha ganado un prestigio que injustamente no le otorgaban. Porque pensando un poco, quien no fantaseaba con viajar a China leyendo a Tintín cuando no existían las ‘Low Cost’ o aprendía que el Imperio Romano no conquistó totalmente la Galia porque unos tozudos galos no se dejaban civilizar. Siempre hubo grandes maestros como Will Eisner, Hugo Pratt o Hergé.

Silvia y Mafalda tomándose un café en San Telmo

Silvia y Mafalda tomándose un café en San Telmo

Aunque tendemos a pensar que todos son americanos o europeos, nada de eso, Sudamérica también ha sido rica en comic. Cuna de genios como Quino, que dibujando a la tierna Mafalda, gritaba las injusticias del mundo que los adultos políticamente correctos evitaban admitir.

Versión original del Eternauta

Versión original del Eternauta

Obras como El Eternauta de Héctor Germán Oesterheld y Francisco Solano López que ocultaba segundas lecturas peligrosas durante los años de dictadura en Argentina y cuyo guionista desapareció, posiblemente asesinado, durante esa época oscura. Sagas de grandes autores de comic como la familia Breccia. Otros autores, aunque extranjeros, también imprimían acento porteño a sus héroes, como en las aventuras de Corto Maltés en Tango.

Arte callejero en Buenos Aires

Arte callejero en Buenos Aires

Y no sólo se puede hablar de consagradas glorias en Argentina, nuevos genios como Maitena pisan fuerte y dejan en su camino comics de mayores para mayores. Así que vayamos olvidando eso de que los comics son sólo de europeos o americanos y para niños.

Be Sociable, Share!


Autor

Si notas que tu vida pasa volando y la consideras una aburrida monotonía, pisa el freno. ¡Arriésgate! Cambia algo y verás como se anima el cotarro.

3 Comentarios en “ Una de cómics argentinos ”

  1. ahhh! silvia! está genial la foto con mafalda.
    por cierto, les recomiendo que también chequen a “boogie, el aceitoso”, otro comic argentino, sólo que este está lleno de violencia y humor negro.
    un saludo desde méxico.
    m.

  2. Mónica, cuanto tiempo! Cómo te va todo? Julio ya se ha apuntado tu recomendación de “boogie, el aceitoso” para sus próximas lecturas de comic. Un abrazo grande!

  3. Es verdad que tiene muy buena pinta. Unos amigos de Buenos Aires ya nos recomendaron a Fontanarrosa, y tengo ganas de conseguir un número de Boogie para incarle el diente.
    ¡Gracias por la sugerencia!