Mumbai no es un paraíso

Algunas canciones de Mecano siguen escapándose a mi entendimiento, pero hay una en particular que siempre me llamó la atención y hoy más que nunca. No acierto a entender, qué vieron ellos en Mumbai para que les pareciera un paraíso, o si la respuesta más simple es que a los hermanos Cano ‘Mumbai’ les rimaba con Hawaii, y de ahí el estribillo.

Una calle de Mumbai

Una calle de Mumbai

El camino entre el aeropuerto de Mumbai y Colaba es una bofetada de hiperrealismo esperada, pero no por eso menos implacable. Tráfico intenso, pitidos y humos nos acompañan durante la media hora larga que dura la carrera del taxi de prepago.

El prólogo de nuestro viaje por India es un comienzo que no engaña y nos muestra en toda su intensidad la vida urbana que vamos a vivir a pie de calle en las ciudades del subcontinente. Todo está en la calle: los puestecillos de comida, tenderetes con todo tipo de mercancías, coches, rickshaws, motos, conductores acelerados, mujeres con elaborados y coloridos saris, hombres con maletín, mendigos, casas, chabolas construidas con un par de uralitas y algunas telas de saco…

Pero en esta ebullición de ruidos y emanaciones no deja de sorprender un remanente de alegría, niños jugando y padres riendo, que fluye por debajo de la vorágine de caos, para ellos controlado y dentro de la normalidad ordenada.

Para nosotros, esta burbujeante marmita no es ni de lejos lo que entendemos por un paraíso y nos resultará agotadora después de unas semanas, estamos seguros, pero viniendo de Sudáfrica, nos proporciona un calor que habíamos echado en falta, la vida en la calle, la posibilidad de poder caminar sin rumbo y hablar con el dueño de un puesto y los contertulios ocasionales, mientras nos preparan un delicioso ‘Massala chai’.

Be Sociable, Share!


Autor

Aún no estoy segura de si yo llevaré a la mochila o la mochila me llevará a mi.

3 Comentarios en “ Mumbai no es un paraíso ”

  1. Cuando viajé a India por primera vez Mumbai fue el último punto donde estuve y, aún así, tuve la misma sensación que tú, Silvia. Las orillas del río negro llenas de basura entre la ciudad y el aeropuerto es uno de los espectáculos más dantescos que he visto en mi vida, pero entiendo muy bien esa doble sensación entre bofetada y calor. Quizás por eso el calor se siente mucho más que en cualquier otro lugar. Disfrutad mucho de los chais.

  2. No hables mal de Mecano!!

    😉

  3. Como todo en India, Mumbai nos impactó con sus contradicciones, aunque ahora que ya llevamos unas semanas por aquí, sin duda nos quedamos con otros lugares de India, ya os lo iremos contando. Un chai a tu salud Gloria!