Desayuno con vistas al lago

Un día, escuchamos a un viajero llamar a Pokhara ‘Sodoma y Gomorra’, y no es muy desacertado. En realidad, hay dos Pokharas, la real, donde viven los nepalís, y la artificial, creada junto al lago para disfrute de los turistas.

Lago Phewa Tal

Lago Phewa Tal

A la entrada de esta última se lee en un cartel de advertencia: ‘No pitar’ y se cumple. Lake Side, junto con Dam Side son barrios enteros de hoteles, restaurantes, tiendas y cibercafés dirigidos a los extranjeros. Es un lugar tranquilo, junto al lago, perfecto para prepararse antes de un trekking o descansar unos días y reponer los kilos perdidos después de una larga estancia en la montaña.

En los días soleados, el lago Phewa Tal es un lugar perfecto para pasear, alquilar una bicicleta o simplemente desayunar con las bonitas vistas de las montañas sobre el agua.

Hay un par de excursiones cortas de un día que se pueden hacer desde Pokhara:

– Subir a la Pagoda de la Paz Mundial para ver el lago con las altas cumbres al fondo.

– Animarse a alcanzar el pueblo de Sarangkot para disfrutar del alineamiento de los Annapurnas. Se puede ir en taxi (Unas 1.000 NRs) y sólo realizar la última parte a pie. O bien subir por el camino difícil, una larga ascensión de escaleras interminables de piedra (nosotros elegimos este, ¿cómo no?). Se elija la opción que se elija, es importante ir a primera hora, entre las 6 y las 7 de la mañana, porque según avanza el día, las montañas de cubren de nubes y nuestra recompensa después de un duro ascenso puede quedarse en unas bonitas nubes con el azul del cielo de fondo.

Chicas en el lago Phewa Tal

Chicas en el lago Phewa Tal

Pokhara es también un buen lugar para equiparse de cara a un trekking. Salvo las botas de montaña, que es mejor traer desde casa, se puede comprar casi de todo. Lamayoría del equipo, aunque ponga ‘North Face’ o ‘ Mammut’, son copias realizadas en el mismo Nepal, pero algunas de ellas son de buena calidad y a muy buen precio. Por ejemplo, sticks para caminar, 4€; pantalones impermeables de buena calidad, 12€; un gorro calentito nepalí, 1€…

En definitiva, Pokhara no es tan interesante como Kathmandu, pero es un lugar ideal para coger un libro e irse a desayunar junto al lago.

Be Sociable, Share!


Autor

Aún no estoy segura de si yo llevaré a la mochila o la mochila me llevará a mi.

Un comentario en “ Desayuno con vistas al lago ”

  1. Joer con el viajecito hasta Nepal, solo de leerlo me he mareado, acojonado, me ha dolido la espalda y el culo y me he cagado en todo por lo de la ropa mojada!