Carretera a Milford Sound

No sorprende que todo el que llega a Nueva Zelanda emprenda rápidamente la ruta sur hacia los fiordos, perdiéndose a veces otros muchos lugares interesantes por el camino. Sólo conducir por la carretera que lleva a Milford Sound es un viaje en sí mismo.

Planeando por los fiordos

Planeando por los fiordos

No importa la cantidad de kilómetros que se recorran en Nueva Zelanda, porque el mismo trayecto es en sí parte de la magia del viaje. En nuestro caso, paseamos a ‘Puff The Magic Dragon’ (la furgoneta-casa) a lo largo de más de 4.200 kilómetros. Un trayecto que nos llevó desde los agrestes paisajes volcánicos de Tongariro National Park a la exuberancia de cascadas, ríos, mar y montañas de Milford Sound, pasando por playas de postal, furiosas costas del pacífico o azules lagos que parecían casi una invención surrealista.

Rápidos camino de los fiordos

Rápidos camino de los fiordos

Como Máximo nos había aconsejado, descansamos en un fantástico camping en Te Anau antes de emprender una de las carreteras más bonitas por las que hemos conducido. Los 110 kilómetros que separan esta población de los fiordos no son para recorrerlos con prisas. Lo mejor es tomarse un día entero para el camino de ida y vuelta y si se dispone de tiempo, incluso acampar en las zonas designadas para poder amanecer en plena naturaleza.

Típico hombre de las nieves de Nueva Zelanda

Típico hombre de las nieves de Nueva Zelanda

A lo largo de la carretera la exploración nos llevó desde brillantes valles amarillos que desembocaban en montañas coronadas de nieve, laderas salpicadas de cascadas que chocan contra cristalinos ríos, e incluso laderas cubiertas de nieve en pleno verano.

Sonido de cascadas durante la ruta

Sonido de cascadas durante la ruta

Lo mejor es recorrer esta carretera a tu aire con coche propio, aunque también hay tours de un día que llegan a los fiordos desde Queenstown o Te Anau, realizando las paradas más destacadas del camino, para acabar con un crucero por los fiordos al final de la carretera.

Silvia con complejo de 'Casa de la pradera'

Silvia con complejo de 'Casa de la pradera'

Acompañados por un sol expléndido, los paisajes iban de mejor en mejor y no sabíamos ya qué nos iba a deparar la siguiente curva. Disfrutamos tanto, que cuando finalmente desembocamos en los fiordos, hasta nos dio una pizca de pena, pero se nos quitó disfrutanto de un rico picnic junto al mar.

Un regalo al final del camino (Milford Sound)

Un regalo al final del camino (Milford Sound)

Be Sociable, Share!


Autor

Aún no estoy segura de si yo llevaré a la mochila o la mochila me llevará a mi.

Un comentario en “ Carretera a Milford Sound ”

  1. corre corre correeee q ya te queda menos para volar jejeje,gaviota!!!