A punto de asomarnos a un volcán

Chile es unos de los países con mayor actividad volcánica y sísmica del mundo, y desgraciadamente acaba de sufrir un terremoto de 8,8 en la escala Righter, una fuerza que destruiría por ejemplo a la mayoría de los países de Europa.

Volcán Villarrica humeando

Volcán Villarrica humeando

Afortunadamente, nosotros no hemos vivido el terremoto, por apenas unos días de margen, ya que hace una semana cruzábamos la frontera hacia Argentina a la altura de Bariloche.

Lo que sí vivimos fue la experiencia de acercarnos al cráter de uno de los volcanes más activos de Chile, el Villarrica.

Ni con piolet llegamos a la cima

Ni con piolet llegamos a la cima

Montamos nuestro campo base para atacar al Villarrica en Pucón desde donde por la noche podíamos contemplar el resplandor humeante de la lava y sentir el peligro latente que teníamos apenas a unos kilómetros.

Lo malo es que estas excursiones están muy condicionadas por la climatología. Que haga buen tiempo es esencial para que la nieve esté en buen estado y evitar avalanchas, tampoco debe hacer mucho viento y soplar en la dirección correcta, para que los gases tóxicos que desprende el volcán no afecten durante la subida.

Umm ¡Qué olorcito a azufre más bueno!

Umm ¡Qué olorcito a azufre más bueno!

Pero aunque nos hizo un día despejado con poco viento y nieve perfecta para caminar sobre ella, no pudimos llegar al cráter y nos quedamos a tan solo 400 m. de la cima. El problema lo provocó el viento que traía la nube de gases sobre nuestra ruta de ascenso y su dirección no cambió durante la mañana. Además la cantidad de gente que subía provocaba tal atasco que caminamos a paso de tortuga, lo que hizo bastante pesada la ascensión.

Subir a un volcán activo tiene muchas recompensas como poder ver lava a pocos metros o bajar a toda leche deslizándote sobre la nieve en un trineo de plástico. Pero a veces te quedas con las ganas y una punzada de decepción, porque a pesar del esfuerzo y el dinero invertido, sólo te quedas con la inhalación de gas de azufre, pero sin asomarte al cráter. ¡Otra vez será!

Be Sociable, Share!


Autor

Si notas que tu vida pasa volando y la consideras una aburrida monotonía, pisa el freno. ¡Arriésgate! Cambia algo y verás como se anima el cotarro.

2 Comentarios en “ A punto de asomarnos a un volcán ”

  1. Una pena que no pudierais subir hasta el final, en cualquier caso una experiencia increible!

  2. Aunque no pudiérais asomaros seguro que debió ser fantástico!