Un cuerpo extraño en Bariloche

Mis primeros pasos por tierras argentinas los he dado en Bariloche, uno de los destinos turísticos más elegidos por los argentinos para pasar sus vacaciones. La llaman la suiza argentina y al llegar me llevé un chasco pues la ciudad no tiene nada de encanto. Lo más cercano a los Alpes que vi son los perros San Bernardo con tonelito al cuello con los que te puedes fotografiar por unos pocos pesos.

El cuerpo extraño

El cuerpo extraño

Pero los alrededores sí que son dignos para pasar unos días por la zona. Bariloche es un excelente campo base para multitud de excursiones a la montaña y lanzarte a recorrer la ruta de los lagos, subir al Cerro Tronador para ver su glaciar negro o visitar Villa Angostura cuyas casitas de madera realmente recuerdan a un pueblo de alta montaña suizo.

Pero todo esto los sabemos de boca de los emocionados compañeros turistas del hostal ya que en Bariloche descansamos un par de días y nos dimos una vuelta por el médico para revisar el oído de Silvia. Su mal viene de lejos, y tras pasar muchos días sin que la milagrosa medicina japonesa surtiera efecto sobre su dolor de oído, y sospechando que un algodoncillo se había instalado a vivir dentro de su oreja en Isla de Pascua, decidimos hacer uso del seguro de viaje y visitar el otorrino más cercano.

Coches míticos por Bariloche

Coches míticos por Bariloche

Nuestro seguro de viaje IATI funcionó muy bien, tan sólo con una llamada de teléfono a España a cobro revertido pusieron a funcionar la maquinaria y su oficina argentina nos gestionó lo necesario, informándonos a qué centro de salud debíamos acudir. Ésta es la parte buena, la mala es que como siempre tuvimos que perder todo el día en las salas de espera. Pero mereció la pena, pues una simpática médica le hizo una imposición de manos a Silvia y extrajo de su oído el cuerpo extraño que tanta lata nos había dado estos últimos días, un ser negruzco y con cara de mala leche que no paraba de gritar que le dejáramos en paz dentro de su casa de veraneo.

Calle principal de Bariloche

Calle principal de Bariloche

Dejamos Bariloche con la impresión de que “la verdad está ahí afuera”, pues son los alrededores por lo que merece parar en esta ciudad. Y yo me voy contento pues se que algo bueno han hecho mis compañeros de viaje, contratar un buen seguro de viaje. Debo mirar las cláusulas por si incluye la atención personalizada de enfermeras mazizorras, ¡porque si es así mañana mismo me quejo de lumbago o finjo una huevitis fritis!

Compártelo:
  • del.icio.us
  • Facebook
  • email
  • LinkedIn
  • Meneame


Autor

3 Comentarios en “ Un cuerpo extraño en Bariloche ”

  1. ei pixel q nunca te he hablado!!mira,al coche solo le falta al vaquilla y al torete dentro,si la foto de esa calle son los alrrededores,pues si,parece estar bien,pero EL CUERPO EXTRAÑO parece un primo tuyo,un bichejo q se acopla a Silvia y Julio para viajar jejee…no finjas nada y sigue con ellos!!!a ver si te dejan atras!

  2. Hola, simplemente quería comentar la nota acerca de la ciudad de Bariloche, pertenezco a la cuarta generación de Barilochenses, eso quiere decir que mi familia ayudo a construir lo que hoy es la ciudad. Obviamente esto no es Suiza, lejos estamos de serlo, que más quisieramos. La ciudad, es una ciudad, tan sólo eso, nadie viene a Bariloche para contemplar su arquitectura, aquí se viene a ver maravillosos lagos y montañas. La ciudad se construyó sin ser demasiado planeada, la población fue creciendo y con ello las ofertas de numerosos locales, casas, edificios de departamentos, etc, no somos ni por lejos una aldea de montaña.
    Fueron los inmigrantes provenientes de Suiza, Alemania,etc, quienes la compararon con Suiza.
    Creo que tendrían que volver y darle una segunda chance a Bariloche, hay mucho para ver y hacer.
    Saludos!!
    Ah y otra cosa, la próxima tomen buena cerveza artesanal que la hay y mucha, no Quilmes o Palermo, eso es como tomar orines. Cualquier cosa yo los invito a tomar unas buenas cervezas, lo dice una familia productora de cerveza.

  3. Hola Mariana,
    es cierto que por una emergencia médica no pudimos disfrutar de los alrededores de Bariloche, que aunque vimos poquito, nos gustaron muchísimo.
    Por otra parte, también es verdad que la ciudad no nos gustó mucho por lo orientada que está al turista pero seguramente sea un mal menor por el que hay que pasar
    para disfrutar de sus lagos y montañas.
    Argentina en general nos encantó y por supuesto no nos fuimos sin probar la cerveza artesanal de la comarca, aunque lo hicimos en El Bolsón y Esquel, ¡tendremos que volver
    para probar la de tu familia! :)
    Un abrazo y Feliz Año!

Deja un comentario

Puedes usar XHTML tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <blockquote cite=""> <code> <em> <strong>