De Ginza a Sinjuku

Cuando uno piensa en Tokyo le vienen a la mente rascacielos, pantallas gigantes de televisión, cruces de calles repletos de peatones y miles de carteles luminosos. Y todo eso se hace realidad al visitar los barrios de Ginza y Shinjuku.

Mujer en Harumi Dori (Ginza)

Mujer en Harumi Dori (Ginza)

Ginza es el corazón de la ciudad y la estación central de Tokyo el motor que lo hace funcionar. Al salir de la estación te encuentras con numerosos rascacielos formando una cuadricula perfectamente ordenada para transmitir tranquilidad a los ajetreados ejecutivos que corren de la sede de una multinacional a otra.

Edificio de Sony en Ginza

Edificio de Sony en Ginza

Aunque vivió tiempos más vanguardistas, Ginza es el barrio del shopping de lujo por excelencia. Dando un pequeño paseo puedes comprar perfume en Cacharel, disfrutar de un café admirando el escaparate de Tiffany’s, probar los últimos gadgets de Sony mientras te pones al día con las pantallas gigantes del cruce entre las calles Chuo y Harumi Dori.

Cruce entre Chuo y Harumi Dori (Ginza)

Cruce entre Chuo y Harumi Dori (Ginza)

Y si Ginza es el barrio comercial y elegante de Tokyo, Shinjuku es el pulso y el cerebro del paí. Allí se encuentra la sede del gobierno japonés, un gigantesco rascacielos a lo Gotham City. Tantas personas trabajan en él, que una entrada subterránea del metro desemboca directamente en el edificio.

Edificio del Gobierno Metropolitano de Tokyo

Edificio del Gobierno Metropolitano de Tokyo

La arquitectura de los rascacielos de Shinjuku es puramente japonesa. La sobriedad y lineas rectas infinitas transmiten una seriedad y sencillez que los hace diferentes de otros grandes edificios del mundo.

Edificio 'Cocoon' en Sinjuku

Edificio 'Cocoon' en Sinjuku

Pero Japón está lleno de contradicciones, y Sinjuku aglutina lo mejor y lo peor. Tan sólo a unas travesías de los apuestos rascacielos, pasamos a otro mundo, templos, casas de pocas plantas y multitud de rótulos luminosos anunciando centros comerciales, hoteles del amor, maid-cafes, restaurantes ramen y karaokes. Tradición, consumismo, trabajo y ocio empaquetado en el mejor de los envoltorios, señas de identidad del Japón actual.

Compártelo:
  • del.icio.us
  • Facebook
  • email
  • LinkedIn
  • Meneame


Autor

Si notas que tu vida pasa volando y la consideras una aburrida monotonía, pisa el freno. ¡Arriésgate! Cambia algo y verás como se anima el cotarro.

Deja un comentario

Puedes usar XHTML tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <blockquote cite=""> <code> <em> <strong>