Encuentro con una geisha

Cuando los salones de Pachinko han sustituido a los teatros de kabuki y los maid-café a los salones de té, queda poco sitio en el Japón moderno para las geishas. El refinamiento y el arte de agradar y entretener al estilo antiguo ha quedado reducido a una ciudad, Kyoto; y más concretamente, a un barrio: Gion.

Geisha tradicional en Kyoto

Geisha tradicional en Kyoto

Incluso aquí, en el corazón de la tradición japonesa, es difícil encontrarse con una auténtica geisha, si no se puede pagar el precio de los salones de té exclusivos, pero nosotros sí tuvimos esa suerte.

Palidez de geisha

Palidez de geisha

Caminando por el barrio de Gion, entre pequeñas casas de madera, restaurantes prohibitivos y ryokanes aún más caros, nos contentábamos con poder adivinar entre alguna cortina y farolillo la manga de un kimono, cuando de repente, casi nos damos de bruces con una auténtica y verdadera geisha, su ‘madre’ (jefa), y una ‘maiko’ o aprendiz. Todo el cortejo siguiendo el tradicional recorrido de visitas protocolarias a otras casas de geishas.

Geisha con  el traje tradicional

Geisha con el traje tradicional

El corazón se nos aceleró y la cámara con la tarjeta llena ¡maldición! Aquí volví a recordar mis tiempos de periodista, borrando imágenes mientras corría hacia la otra calle para poder tomar una foto de la comitiva de cara, volviendo a correr hacia la próxima casa para reservarme un buen sitio y disparando sin parar… Hay que decir que no éramos los únicos y ella debía sentirse como Angelina Jolie saliendo del aeropuerto de Los Ángeles, aunque atendiendo a la cortesía japonesa, hasta nos dio las gracias con una leve inclinación y un amago de sonrisa por haberla acompañado durante su ronda de visitas.

Una comitiva de geisha al completo

Una comitiva de geisha al completo

Es muy común en Kyoto ver a las mujeres vestidas con Kimono, pero encontrarse frente a una auténtica geisha con todo el vestuario queda en manos de la suerte… Si no se tiene esa fortuna, siempre queda la opción de comprarse una entrada ‘de teatro’ para una representación de las artes de danza, música y ritual del té de esta interesante interpretación japonesa de la belleza femenina.

Be Sociable, Share!


Autor

Aún no estoy segura de si yo llevaré a la mochila o la mochila me llevará a mi.

Un comentario en “ Encuentro con una geisha ”

  1. Yo creia que esto ya solo se veia en las viejas peliculas de Marlon Brando,Como sayonara o la casa de te de la luna de agosto.